Hoy en día estamos comprobando la importancia que en los países pobres tiene la tecnología como elemento comunicativo. Está el ejemplo de lo que sucede sobre todo en Europa y la llegada de los migrantes africanos.

Por
Mg. Luis Fernando Gutiérrez Cano
Mg. Luis Jorge Orcasitas Pacheco

La interactividad, la innovación, la cuarta revolución industrial y el papel de los medios en este entorno digital, son algunos de los temas que se abordan en esta segunda parte de la entrevista con al profesor Javier Echeverría Ezponda PhD. en Filosofía y Letras de la Universidad Complutense y Doctorat ès Lettres et Sciences Humaines en la Universidad de París I Panthéon-Sorbonne. Ha sido docente en la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad del País Vasco, entre otras universidades de Europa y Estados Unidos.

¿Cómo conseguir que la innovación, en los agentes que constituyen y crean interactividad, en un contexto tecnológico, logren esa sinergia en Latinoamérica?
Javier Echeverría:
Latinoamérica por suerte fue colonizada las potencias europeas, por las riquezas de su primer entorno, como el oro, los recursos naturales y otras mil cosas, asimismo, por motivos religiosos. Luego vino el colonialismo industrial del siglo XIX, una segunda modalidad de colonización que afectó a América Latina, pero ahora ya América Latina está en la colonización del tercer entorno y esto avanza cada vez más; por ejemplo, el señor Mauricio Macri es un producto directo de Facebook, lo que quiere decir que en estos momentos son los señores del aire son quienes quitan y ponen reyes, por decirlo en términos hispánicos. Así como Google no se ha dedicado a interferir, salvo alguna vez en los poderes políticos, pues ha preferido ir al negocio y ser neutral, eso sí va a negociar lo militar. 

- Publicidad -

Por su parte Facebook, desde el tercer entorno, está concibiendo tecnogolpes de Estado, sin ejércitos, sin armas, pero con tecnoarmas, y con las bases de datos, localiza y detecta a un determinado candidato, y ya lleva varios éxitos en América Latina ganando varias presidencias. 

Usted menciona en su libro La luz de las luciérnagas, las divergencias que se presentan en la innovación social, ¿cuáles considera que son esos factores que posibilitan esas divergencias?
Javier Echeverría:
Voy a explicar así: yo en Telepolis convoqué una huelga de televidentes de un día, es decir, que la gente dejara de ver la televisión en un día; yo ya sabía que eso no iba a suceder, en otras palabras, estamos tan en la caverna, que la necesidad de ver la televisión en los años noventa era impresionante, pero ahora, la necesidad de estar con los móviles es mayor, casi indescriptible.

La dependencia configura una servidumbre, una tecnoservidumbre y casi ya una esclavitud, y en ese nivel es donde cabe la innovación social, porque una pequeña oposición tendría un efecto sistémico, precisamente porque el sistema está tan bien atado; entonces, cuando se conciba pegar un golpe pequeñito, pero muy simbólico, eso sí, conociendo las tecnologías,  entonces inmediatamente lo difundes; esto lo han hecho muy bien las mujeres con el #MeToo, por eso el éxito del movimiento feminista; a partir de ahí, lo que se espera, entonces, es un fuerte movimiento de los usuarios de las TIC, y ya surgirá, no sé cuándo ni dónde, pero surgirá. 

¿Ve factible que hoy se pueda generar el suficiente capital social, idóneo para recrear las redes sociales y promulgar la innovación social?
Javier Echeverría:
Con todos mis respetos por Pierre Bourdieu, yo no hablo en términos de capital social, yo tengo más cuidado con los conceptos. ¿Hay un capitalismo social? Yo no lo veo; si hay capital social habría un capitalismo social, pero no me parece que suceda eso. Con los conceptos hay que tener cuidado. Hay terminologías que son engañosas, mentirosas, falsarias, entonces yo me niego a utilizarlas con todos mis respetos. Porque cuando se teorizó la noción de capital social era otra la intención, porque el término de capital social está pervertido por completo.

¿Hablando de capitalismo, qué tipo de componentes configuran hoy la llamada cuarta revolución industrial?
Javier Echeverría:
Eso es pura verborrea de marketing, no hay tal cosa, porque, a no ser que la nube sea una industria o llamen a la nube una industria (una industria nubosa), o que no la llamen nube, que la llamen industria, hasta ese momento yo aceptaré entrar en un debate sobre la cuarta o quinta revolución industrial. En Europa hablan del 4.0, 3.1, es pura retórica, son falsedades. Desde que se inventó la web 2.0 (que sí fue muy real), entonces han inventado la 3.0 para devorar los efectos socializadores muy fuertes que tenía la web 2.0 y la Internet 2.0, para controlar exclusivamente y mentalmente los desarrollos. No hay cuarta revolución industrial, todos los posmodernos dicen que estamos en una sociedad posindustrial, yo prefiero no perder el tiempo en la discusión sobre la verborrea.

- Publicidad -

¿Cómo percibe usted, a mediano o largo plazo, el papel de los medios de comunicación en la sociedad contemporánea?
Javier Echeverría:
Importantísimo, el medio de comunicación por antonomasia es el aire, es históricamente el gran medio de comunicación, no solo entre seres humanos, sino también entre plantas y animales. Ahora bien, si pasamos a los medios de comunicación humanos, es el leguaje, claro que funciona a través de aire. Entonces ¿qué sucede en este momento con las tecnologías digitales?: ha surgido un aire digitalizado a través de grandes artefactos tecnológicos y sin la mediación del aire físico, a través de ese tercer entorno. El aire digital es el nuevo invento y ahí es donde han surgido nuevos medios de comunicación, que cada vez más se han convertido, según señalaba Ignacio Ramonet en los años noventa, en medios de control, que aparentemente nos han facilitado la comunicación, pero en realidad lo que se busca es reunir datos, controlar lo que uno hace, cómo se mueve, es decir, que ya yo no hablo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, sino como mínimo de Tecnologías de la Información, Comunicación y Control. La comunicación sin control no vale, porque no hay tal cosa en el aire digital. 

Inteligencia artificial y realidad virtual, ¿qué consecuencias sociales y culturales pueden traer estos escenarios?
Javier Echeverría:
¡Muchas, enormes! La transformación que está llevando a cabo la inteligencia artificial, es terrible; en primer lugar, porque está actuando en las cuatro redes ocultas de las que hablé al principio. Lo más preocupante, y con gran diferencia, en el escenario de la inteligencia artificial, son las armas masivas e inteligentes, esto ya es un serio problema, porque es la frontera más peligrosa de las bombas atómicas; lo digo para que se aprecie lo que puede ser la inteligencia artificial en las primeras redes, en las militares y en las financieras. Hoy en día casi toda la gestión de las finanzas y de los fondos de inversión del momento todo está programado por robots y, precisamente, en un momento dado, con una programación fraudulenta, se puede generar un efecto sistémico y de repente…caída en bolsa, por ejemplo. 

De otro lado, en las cosas civiles ahí se está haciendo una venta del producto extraordinaria, donde el gran vendedor es Yuval Noah Harari, con sus libros Homo Deus y Sapien, y han conseguido trasplantar en la ciudadanía la idea de que los robots y las máquinas nos van a dominar; que quede claro, quienes nos dominan son los señores del aire, quienes son los que fabrican las máquinas, esa es la cuestión. 

De acuerdo con lo anterior, pareciera que los seres humanos nos estamos encaminando cada vez hacia escenarios más distópicos ¿Qué consecuencias puede traer esto?
Javier Echeverría:
El transhumanismo es la mayor distopía que se ha inventado en la historia. Y, sin embargo, Harari es el mayor vendedor de libros después Joanne Rowling de Harry Potter, es decir, que lo distópico, lo apocalíptico, vende muy bien, entonces hay un mercado muy importante; además, los medios de comunicación lo jalonan y lo repiten, al igual que lo hacen las redes sociales. 

De acuerdo con lo anterior, el futuro es claramente muy oscuro y es distópico. Yo me imagino que en algún momento los usuarios de las tecnologías se sublevarán, como ha sido siempre en la historia de la humanidad, a imperios de este tipo, yo a esto lo llamo tecnopoder, que es muy superior al poder de los Estados, incluso, al poder de los Estados Unidos de América; en eso difiero de la mayor parte de mis colegas, que piensan que el señor Trump controla todo, esto ni en broma, él es un showman, siempre ha sido un así, trabajó en televisión durante un montón de años, y lo hace muy bien, o sea, los señores del aire están encantados teniendo a ese bufón. Y ahí estamos todos preocupadísimos con Trump.

En los llamados países en vía de desarrollo, donde las agendas políticas, económicas, sociales y culturales aún se centran en modelos retrógrados y casi feudales, con innovaciones sociales casi desestimados, para ellos, ¿la brecha con el primer mundo será imposible de sellar?
Javier Echeverría:
La terminología “primer mundo” es completamente anticuada, pues proviene de la época industrial; la cuestión en este momento es que el tercer entorno está completamente implantado en el llamado tercer mundo, me refiero a los ejemplos que de países como Argentina o Venezuela, que no son del tercer mundo, por muy arruinados que estén, y América Latina no es tercer mundo desde un punto de vista del tercer entorno informacional, desde el punto de vista de usuarios, porque tienen millones de usuarios. 

Por ello es importante aclarar que la riqueza en el tercer entorno no viene ni de los recursos naturales ni de los recursos industriales ni del producto interno bruto, eso es lo que permite clasificar entre primero, segundo y tercer mundo, pero esos factores hacen parte del primero y segundo entorno; en el tercer entorno lo importante es el número de usuarios, el número de aplicaciones que se genera en tal comunidad y, por lo tanto, hay que reestructurar esa distinción entre primero, segundo y tercer mundo, desde mis hipótesis. 

Para mí la cuestión grave, novedosa e importante a la que hay que prestar atención, es cómo se distribuye lo que se genera en el tercer entorno, y ahí, por ejemplo, Latinoamérica no es subdesarrollada para nada; eso sí, lo que está es colonizada por completo en el tercer entorno.

- Publicidad -

¿Qué empresa Latinoamérica hay potente en redes sociales? 
Javier Echeverría: No la hay. América Latina, siendo tan social debería organizar su propia red de la región. Esto lo propuse en el 2001 en la reunión de Estados Iberoamericanos. Y se podía haber hecho, iniciando con las redes telemáticas educativas, de ahí se hubiera pasado a las redes sociales inmediatamente. ¿Qué sucedió?, que los Estados, los gobiernos regionales estaban con otro tipo de preocupaciones, y yo lo entiendo; sus prioridades eran la lucha contra el hambre y llevar a buen término la agenda de la ONU. En efecto, hoy en día estamos comprobando la importancia que en los países pobres tiene la tecnología como elemento comunicativo. 

Richard Santa, RAVT
Author: Richard Santa, RAVT
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

OTRAS NOTICIAS

article thumbnailColombia. Mediante la firma de un convenio interadministrativo con el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), el Ministerio de Tecnologías de la Información y las...
article thumbnailArgentina. Enacom anunció el primer grupo de ganadores de subsidios para Pueblos Originarios. Se trata de proyectos ganadores de la Línea D, formatos “Equipamiento y...
article thumbnailPerú. La nueva era del uso de las telecomunicaciones para los próximos años estará marcada por el desarrollo del 5G que brindará un internet 10 veces más rápido que el...
article thumbnailLatinoamérica. ARRI presentó cuatro nuevos zooms Signature diseñados para un uso universal con cualquier cámara de gran formato o Súper 35. Ofrecen un stop veloz de T2.8...
article thumbnailLatinoamérica. Entre el 5 de octubre y el 5 de noviembre, el Grupo WorldCast tendrá un evento digital, en el cual sus dos empresas, WorldCast Systems y CONNECT, presentarán las...
article thumbnailBlackmagic La cámara Blackmagic Ursa Mini Pro 12K cuenta con un sensor Super 35 (12.288 x 6.480) y 14 pasos de rango dinámico integrados en su armazón. Con 80 megapixeles...
article thumbnailAveco Story Designer es una aplicación que permite a periodistas insertar señales de producción para definir el estilo de una historia, junto con parámetros técnicos como cámaras y...
article thumbnailArgentina. El Gobierno de Argentina presentó el plan nacional de conectividad Conecta, el cual tiene como objetivo la universalización del acceso a Internet de banda ancha de...
article thumbnailMéxico. México se caracteriza por registrar un déficit de infraestructura, definitivamente el sector de la conectividad y las telecomunicaciones no es la excepción. Toda...
article thumbnailChile. Un informe presentado por el Consejo Nacional de TV de Chile, arroja como resultado que los Adultos Mayores tienen poca presencia en la televisión local y que no...
article thumbnailArgentina. El Ente Nacional de Comunicaciones, Enacom, publicó el formulario para el censo de radios escolares de la Argentina, con el objetivo de interiorizarse sobre su...
article thumbnailColombia. La CRC presentó la novena versión del Reporte de Industria, que trae novedades, tanto de forma como de fondo, incluyendo los recuadros de hechos destacados de cada...
article thumbnailLatinoamérica. Datavideo presentó la nueva PTC-140 NDI, el primer producto NDI en la familia de productos de la marca. Cuenta con NDI | HX y emiten simultáneamente señales...
article thumbnailBrasil. Este viernes 18 de septiembre, la TV brasileña cumple 70 años. En siete décadas, la televisión abierta no solo ha ganado notoriedad, sino que también ha ampliado su...
article thumbnailLatinoamérica. Limelight Networks ha ampliado sus capacidades de borde al lanzar EdgeFunctions, un nuevo servicio de computación sin servidor que permite a los...