Gestionar el conocimiento organizacional necesario para la sostenibilidad de las empresas, es uno de los principales retos que se presentan en las organizaciones en el ámbito internacional.

Boris Díaz*

Este tema ha sido abordado por autores como North y Kumta (2014), quienes resaltan la relación que existe entre el valor del conocimiento intrínseco de los empleados y la importancia de gestionarlo adecuadamente. En la industria audiovisual cuando un colaborador lleva mucho tiempo en la organización, el cúmulo de conocimientos y experiencias producto de su trabajo serán difíciles de recuperar en un trabajador nuevo así tenga un alto nivel de formación. 

- Publicidad -

Por otra parte es común encontrar que muchas organizaciones del sector realizan grandes inversiones tecnológicas y descubrir que no están siendo totalmente aprovechadas debido a la falta de transferencia de conocimiento hacia los operadores directos de esta tecnología.

Esta situación pone de manifiesto la permanente amenaza que existe en la industria, en un momento en donde todo gira en torno a la administración de la información con iniciativas como Big Data y Business Intelligence, en las cuales se evidencia que no se trata solamente de contar con la información, sino de encontrar la manera de sacar provecho de ella y sobre todo garantizar cómo transformarla en conocimiento y resguardarla para el uso y beneficio de la organización.  

Para esto es necesario revisar la relación existente entre los resultados económicos y de productividad en las compañías y la gestión de intangibles; en donde muchas empresas a pesar de contar con procesos de calidad, se ven afectadas por este fenómeno que aqueja a las organizaciones que compiten en ámbitos cambiantes, donde el conocimiento, el acceso a la información y a las nuevas tecnologías son fundamentales. 

Betancur (2015), sostiene que los activos del capital intelectual pueden estar inmersos en el consciente o inconsciente de los empleados de forma tácita (que reside en ellos) o implícita (documentada dentro de la organización), representados incluso en costumbres o en reglamentos. Hoy día, la gestión del conocimiento está tan valorada en los entornos corporativos que conceptos como el de los activos intangibles ha sido regulado en el marco de normas contables internacionales como las NIC y NIIF, las cuales definen las condiciones en que los intangibles deben ser valorados económicamente como activos, estimando su valor razonable en casos en que la ley así lo demande, como lo afirma Pombo (2015). 

Teniendo en cuenta los elementos utilizados en las definiciones, se propone la siguiente aproximación conceptual: 
    Gestión del Conocimiento: Proceso mediante el cual se facilita la administración de los flujos de conocimiento y se transforma el que proviene de las diferentes fuentes de conocimiento, internas y externas a la organización, con el fin de configurar el potencial de conocimiento de la misma.
    Capital Intelectual: Es la existencia total de recursos basados en el conocimiento que la empresa tiene. 
    Know-how: Es la experiencia con que cuenta una persona u organización para desarrollar sus actividades, ya sean productivas, administrativas, financieras, comerciales y/o de control.

Referentes como Nonaka  y Takeuchi (1999), abordan cómo el conocimiento se concentró en las teorías administrativas en busca de aumentar la productividad en las compañías, dejando las definiciones rigurosas para involucrar conceptos más innovadores, que buscan convertir el conocimiento tácito en explícito, y a su vez relacionarlo con un nivel de conocimiento individual, grupal, organizacional e inter-organizacional. Proponen uno de los modelos más populares que serviría incluso de puente entre las culturas oriental y occidental conocido como la Espiral del conocimiento conformado por cuatro etapas (Socialización, Externalización, Combinación e Internalización) como se aprecia en la figura Espiral de Conocimiento.

Tiwana (2002), por su parte presenta un modelo que permite en teoría diseñar un sistema de gestión del conocimiento único para las diferentes Organizaciones, dividido en cuatro etapas: evaluación de la infraestructura, Sistema de análisis de la GC, diseño y desarrollo, Sistema de lanzamiento y finalmente el retorno de la inversión y la evaluación de desempeño, como se observa a continuación:

Tabla 1. Hoja de ruta de la gestión del conocimiento en 10 pasos
 

Los anteriores son referentes de modelos y teorías administrativas que sirven junto con otros, como base para la aplicación de un modelo propio que se ajuste a las necesidades particulares de cada organización en la industria audiovisual. El gran reto es encontrar la manera de integrar las posturas de la gestión del conocimiento y del capital intelectual, de forma que se adapten a las condiciones particulares de cada organización y se resguarde el conocimiento existente en ellas, en las personas que las conforman y que hoy son su principal activo.

A partir de ese objetivo surgen preguntas fundamentales aplicables de forma individual para cada organización, como son:

    ¿Existen políticas claras para llevar a cabo procesos sensibles de la organización, como son Pre-producción, Producción, Post-producción, Emisión/Distribución, Gestión de contenidos y Archivo?
     ¿Qué tanto afecta a la organización que el conocimiento se pierda con el retiro de los empleados?
    ¿Cuáles son los principales problemas causados por la “fuga” de conocimiento en la organización?
    ¿Qué métodos se pueden utilizar para que la experiencia y el know how de los empleados se mantenga como un activo intangible de la compañía?
    ¿Cuáles son los conocimientos y las experiencias que podrían ser consideradas como capital intelectual en la compañía?
    ¿En cabeza de quién están estos conocimientos y experiencias?, ¿Hace parte del conocimiento explícito de la compañía? 
    ¿Dónde y cómo se han documentado estos conocimientos?

En la industria audiovisual, se observa que el conocimiento tiene un protagonismo especial toda vez que uno de sus factores diferenciadores más importante es el avance acelerado de la tecnología. La existencia misma de las organizaciones y su sostenibilidad en el tiempo, dependen de la capacidad que tenga la empresa de absorber tecnología y de implementarla en el mejoramiento de sus procesos para mantener su participación en el mercado y de esta manera, garantizar una ventaja competitiva sostenible en el tiempo. 

El mercado audiovisual es altamente dinámico, hace pocos años los medios dominantes eran indiscutiblemente la radio, la prensa y la televisión; hoy claramente se encuentran estrategias alrededor de conceptos como Transmedia, Crossmedia e Industrias 4.0, que dan cuenta de la evolución de la industria. La dinámica del mercado responde a diferentes circunstancias y diversos actores que hacen parte del mismo. 

Los cambios en las necesidades de los clientes y consumidores, las tecnologías emergentes, las capacidades dinámicas de la competencia y de la industria, determinan la velocidad con que la empresa puede quedarse fuera del mercado. No entender esta dinámica y la importancia del conocimiento inserto en ella, simplemente garantiza la obsolescencia del conocimiento, de la tecnología y del servicio que ofrece la empresa a su público objetivo. Ello garantiza su salida del mercado.

Mantener la empresa en competencia implica entender la dinámica del cambio y hacer parte del mismo. Para ello, las dimensiones humana, estructural y relacional del Capital Intelectual son fundamentales, pues permite el contacto entre los agentes del sistema y los procesos de la empresa. Igualmente, permite la transformación de la información en conocimiento, y de éste en inteligencia, facilita el proceso de retroalimentación (feedback) permanente y necesario para garantizar el mejoramiento continuo que la empresa requiere en un mercado dinámico, como lo sugiere Chávez (2017).

En definitiva, se trata de entender que el conocimiento experto técnico es tan importante como el conocimiento experto comercial y administrativo para garantizar el mejoramiento continuo de los procesos, la inserción de la tecnología y la permanente generación de valor para los clientes y consumidores, de forma que permita mejorar la imagen (branding), teniendo en cuenta la relación con la sociedad (responsabilidad social) y con el medio ambiente (responsabilidad ambiental). 

En este sentido, el modelo a implementar en una organización de la industria audiovisual, debe integrar en una espiral permanente los elementos necesarios para facilitar el trabajo de la organización gestionando su conocimiento individual, colectivo y organizacional para garantizar su sostenibilidad económica, social y ambiental (también legal), en el tiempo. 

*Boris Díaz es Ingeniero Electrónico, Especialista en Gestión Tecnológica y Magíster en Gestión de la Innovación Tecnológica. Cuenta con 25 años en la industria de la televisión y los medios audiovisuales, ha desempeñado diversos roles técnicos, administrativos y ahora comerciales desde Era Electrónica, donde actualmente se desempeña como Director Comercial.
 

Richard Santa, RAVT
Author: Richard Santa, RAVT
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

PATROCINADORES














OTRAS NOTICIAS

article thumbnailHoy en día la calidad del audio es muy importante. Los oídos de los seres humanos tienen gran capacidad de discernimiento, pero también se puede ver que...
article thumbnailGestionar el conocimiento organizacional necesario para la sostenibilidad de las empresas, es uno de los principales retos que se presentan en las...
article thumbnailLa televisión como la conocemos será prácticamente para eventos en vivo y las plataformas que no las tengan en exclusiva, deberán cambiar a...
article thumbnailCon una industria en pleno proceso de transformación en todos sus aspectos y en busca de definiciones, se hace fundamental contar con el...
article thumbnailTodos estos elementos, todos revestidos de una importancia esencial para el éxito de cualquier iniciativa de producción de video en vivo vía...
article thumbnailTal como se mencionó en la entrega anterior, desde finales de los años noventa hasta el presente, con el advenimiento y posterior consolidación de...
article thumbnailHistóricamente, México se ha destacado en la industria broadcast regional por estar a la vanguardia en tecnología y producción audiovisual, tanto en...
article thumbnailEl hecho de poder reparar una fibra en campo en menos de un minuto le hace ganar muchos amigos, sobre todo en las urgencias del ámbito audiovisual....
article thumbnailLos dispositivos conectados a la red podrán servir como pool de recursos para compartir eficientemente dichos recursos, por ejemplo, permitir que...
article thumbnailEsta primera entrega tiene como propósito comprender cómo funciona el modelo de negocio de Netflix y otras plataformas de distribución de contenidos...