El hecho de poder reparar una fibra en campo en menos de un minuto le hace ganar muchos amigos, sobre todo en las urgencias del ámbito audiovisual.

Juan Manuel Cortés*

Habitualmente, cuando hablamos de fibra en televisión, tradicionalmente solemos referirnos a cable “SMPTE” (concretamente, al estándar SMPTE 311 para cable y 304 para conector), un tipo de solución compuesta por fibra (dos hilos OS2) y varios pares de cobre para intercom, TC, etc, usado en la conexión de cámaras profesionales. 

- Publicidad -

Sin embargo, una vez que se aprobó recientemente el estándar SMPTE 2110 para señal broadcast sin comprimir sobre el protocolo IP, están empezando a aparecer términos como “broadcast datacenter”, donde IT y AV se prometen amor eterno. Y, como suele ocurrir en todo matrimonio, las partes deben acomodar sus intereses respectivos con las menores discusiones posibles.

¿Cómo se calcula el ancho de banda de una señal de video sobre IP? Multiplicamos la resolución (horizontal x vertical) por el número de campos por segundo. El resultado lo multiplicamos nuevamente por la profundidad de color (¿estamos muestreando a 8 bits, 10 bits, 12 bits?), y finalmente por 3 (RGB). A poco que hagamos un cálculo conservador, nos daremos cuenta que se aproxima peligrosamente a los 10 Gigas por segundo (justo el parámetro del cable CAT6a). 

Por ello, con la tendencia al 4K, es la fibra la que está tomando el relevo del cobre en los ambientes de producción de señal de televisión. Como saben, la fibra óptica puede manejar los 40 Gigas de información por segundo sin despeinarse, algo solo accesible a la futura CAT8 (que es cobre). 

¿Qué fibra usar? La elección habitualmente no depende del instalador sino del fabricante del equipo activo (cámaras, routers, convertidores de medios, etc), que dicta el tipo de fibra (multimodo o monomodo) así como el tipo de conector (LC, SC, ST…). Lo que debemos saber es que la fibra multimodo es apta para distancias cortas (100, 150 y 200 metros a la velocidad mencionada anteriormente), y que la más usada hoy en día es la OM3, con la OM4 tomando el relevo, y la nueva OM5 para expansiones futuras. 

Existe otro tipo de fibra óptica, mas apta para distancias largas, la monomodo (OS2) por la cual circula un haz de luz que modula la información en una longitud de onda específica a esta fibra (1310 y 1550 nm). 

¿Qué tan fácil se rompe la fibra óptica? Las actuales de cierta calidad aguantan bastante maltrato antes de quebrarse. Pero no debemos olvidar que tienen un radio de curvatura que debemos respetar. Si no lo hacemos, la perdida que manifiesta el fabricante en el catálogo puede llegar a dispararse y, por ello, el equipo transductor en destino quizás no tenga luz suficiente para “ver” señal alguna. 

¿Qué pasa con la conectorización en campo? Antiguamente era un trabajo laborioso (lija y más lija…). Sin embargo, hoy en día existen nuevos métodos de conectorización mucho más sencillos y ágiles. El caso más disruptor fue la inserción mecánica. De repente, ya no hacía falta fusionar la fibra para ponerle un conector.

Efectivamente este método supone una cierta pérdida (0.2, 0.3dB… dependiendo de la destreza del instalador) que, sin embargo, supone un margen suficiente que muchas aplicaciones soportan perfectamente. Si nuestro presupuesto de pérdidas es 2.3 dB (ejemplo), estamos cubiertos. Y el hecho de poder reparar una fibra en campo en menos de un minuto le hace ganar muchos amigos, sobre todo en las urgencias del ámbito audiovisual. 

A la técnica tradicional de empalmar fibra (concretamente fusionamos la fibra con un “pigtail”, que es un cordón de parcheo conectorizado en fábrica por un lado solamente), le surgió un competidor: los conectores de fusión. ¿Cómo funcionan? Estos nuevos conectores son “mini pigtails”, es decir, tienen un trocito de fibra dentro del chasis que nos permite fusionar y conectorizar a la vez. ¿Qué ganamos? Evitamos adquirir un pigtail (más caro que un conector de fusión) y tampoco necesitamos un casete (necesario para resguardar la fibra del pigtail), sino solamente un sencillo “frame” para parchear. Y conseguimos conectorizar en campo con una pérdida de 0 dB.  

Por cierto, como recomendación general, nunca debemos olvidar limpiar tanto el conector como el puerto del dispositivo. La fibra es muy susceptible de ensuciarse con el polvo, quedando el canal obstruido para el paso de la luz, aunque nos parezca limpio a simple vista. Por ello, una buena pequeña ayuda son los populares lápices desechables que permiten limpiar los conectores en segundos. Es una mínima inversión para la enorme ayuda que proporcionan. 

Y en los accesorios de distribución, ¿qué novedades hay? La primera recomendación es adecuar la capacidad de la charola a la aplicación. En broadcast no solemos requerir la misma alta densidad que un centro de datos de un banco. Además, ello nos obligaría a tener dedos diminutos para poder parchear rápidamente, que es algo básico en televisión. 

Existen charolas de baja densidad más adecuadas para las redes LAN del ámbito broadcast. Además, suelen permitir la extracción de los “frames” o “casetes” (con resguardo porta-empalme) tanto por delante como por detrás del rack, o incluso adelantarlos o atrasarlos, sin llegar a sacarlos. Con ello ganamos en accesibilidad y rapidez de operación. Otra recomendación es que estas charolas soporten mezcla de señales, es decir, que puedan albergar “frames” para fibra, para cable CAT, para aplicaciones multimedia (HDMI, BNC…) Así aprovechamos mejor las UR disponibles. 

Por otra parte, no olvidemos que existen divisores (o “taps”), para monitoreo de señal. Se trata de un accesorio sencillo, pasivo, con una entrada, un prisma interno y dos salidas, una de las cuales se lleva una pequeña parte de la señal para monitoreo, sin necesidad de desconectar la salida principal. 

Finalmente, no olvidamos lo mencionado al inicio: los cables “SMPTE”. Además de la división tradicional entre cables para instalación fija y aquellos para unidades móviles (llamados “de uso rudo”, que soportan una mayor flexibilidad), están apareciendo cables SMPTE con doble protección interior/exterior, útiles para estadios deportivos. 

¿Cómo funcionan? Han sido certificados mediante pruebas anti-flama para aguantar un incendio, el cable nunca debe prenderse y ser el responsable de extender un incendio. También pueden estar en intemperie, con un forro que aguanta lluvia y humedad. Por cierto, otro accesorio importante para estadios es el famoso “breakout”, que separa los hilos de fibra de los pares de cobre, que luego siguen recorridos distintos (por la distancia que soporta cada uno). 

En una próxima edición, hablaremos de los otros tipos de fibra: táctica o militar (con forro de poli-uretano), fibra energizada (con un par de cobre pegado para alimentar equipos remotos, por ejemplo, antenas DAS), fibra con dieléctrico no metálico (que no es necesario aterrizar, y que otorga protección de alta resistencia en exterior), fibras con protección anti-hongos y anti-roedores (por ejemplo, para proyectos GPON en hotelería), etc.

Para más información, puede escribir a Juan Cortés, Belden AV, al correo juan.cortes@belden.com

Richard Santa, RAVT
Author: Richard Santa, RAVT
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

PATROCINADORES














OTRAS NOTICIAS

article thumbnailCuando se hable de lo rosa en la telenovela latinoamericana, hay que pensar que al aire aparecen nuevas fórmulas que ya son menos predecibles y, que...
article thumbnailVamos a dedicar las próximas cuatro ediciones para desarrollar más en detalle la teoría USER(R) para las estrategias de comunicación basadas en...
article thumbnailEl melodrama venezolano, que tradicionalmente se centra en el romance (producción rosa), ha dado paso también a la telenovela sociologizante. Mg....
article thumbnailHoy en día la calidad del audio es muy importante. Los oídos de los seres humanos tienen gran capacidad de discernimiento, pero también se puede ver que...
article thumbnailGestionar el conocimiento organizacional necesario para la sostenibilidad de las empresas, es uno de los principales retos que se presentan en las...
article thumbnailLa televisión como la conocemos será prácticamente para eventos en vivo y las plataformas que no las tengan en exclusiva, deberán cambiar a...
article thumbnailCon una industria en pleno proceso de transformación en todos sus aspectos y en busca de definiciones, se hace fundamental contar con el...
article thumbnailTodos estos elementos, todos revestidos de una importancia esencial para el éxito de cualquier iniciativa de producción de video en vivo vía...
article thumbnailTal como se mencionó en la entrega anterior, desde finales de los años noventa hasta el presente, con el advenimiento y posterior consolidación de...
article thumbnailHistóricamente, México se ha destacado en la industria broadcast regional por estar a la vanguardia en tecnología y producción audiovisual, tanto en...