No implica que aun cuando el software sea gratuito, montar una sala de color sea económica, pues los costos del equipo necesario para su uso suman un valor considerable.

Por Diego Yhamá*

Históricamente, la corrección de color ha sido un campo poco explorado en la postproducción de  la industria audiovisual en Colombia; su exclusividad como tema heredero de lo cinematográfico lo ha alejado de ser un conocimiento accesible al mundo del video; los lugares donde se ha realizado este proceso han sido pocos, sus usuarios contados y la educación para aprender sobre este tema ha sido tan escasa que han llevado a colocar esta especialización de la postproducción en un pedestal difícil de alcanzar; pero cada día esta brecha se ha ido cerrando.

- Publicidad -

Hace algunos años, no eran tan necesarios  los sistemas de corrección de color especializados en video; muchos de los programas en televisión se grababan en ambientes controlados en estudios, un balance de cámaras y de color entre tomas, era suficiente para  los formatos televisivos; las cámaras no proporcionaban el rango ni la capacidad para un trabajo especializado de color; la televisión estándar “SD”, no proporcionaba el suficiente detalle de la imagen y los altos precios estructurales y tecnológicos de una sala de color hacían que tener estas instalaciones fuera un privilegio de pocos.

Sin embargo, algunos factores en los años recientes han cambiado esta situación. La distancia entre el cine y la televisión se ha ido cerrando por la aparición de las cámaras digitales de cine, estas, han hecho que los nuevos realizadores experimenten con estéticas de la pantalla grande, no sólo en la televisión sino también en plataformas digitales para video; la alta resolución y su posterior evolución (UHD), han permitido notar y ver la diferencia en la imagen al trabajar color; los fabricantes de los software, han visto la evolución del negocio en la popularización de sus herramientas; la democratización y el avance tecnológico de los computadores, han permitido que sea común trabajar un programa de edición en un computador casero y la educación sin ser especializada, se ha hecho accesible a todo público por medio de internet. A esto hay que sumarle que la reducción de costos de adquisición tecnológica ha sido sustancial.

Actualmente fabricantes específicos de software han sido los protagonistas de este cambio: en primer lugar los software de edición no lineal populares en el público general, como Premiere, Final cut, Media composer (opción Symphony), han mejorado sus herramientas para realizar corrección de color, si bien no especializadas, pero generan una primera aproximación a esta disciplina. En segundo lugar aquellos sistemas de corrección de color, también conocidos como “digital intermediate, DI” exclusivamente del mundo del cine hace unos años, han evolucionado al mundo del video, desde su interfaz, perfomance, educación y precios; cada día programas como Lustre, Baselight, Scratch, Davinci Resolve, Mistika, Nucoda Film master y Pablo Rio, son más publicitados y sus soluciones se han popularizados en el mercado mundial. 

A continuación, vamos a analizar algunas de estas soluciones desde la perspectiva de innovaciones tecnológicas, costos- accesibilidad y educación.

Scratch: Fue uno de los pioneros en romper la tradición de que un software de corrección de color debía a estar en un hardware armado por el fabricante, para funcionar en un computador estándar; también redujo los costos de su licencia perpetua para un programa de corrección de color en el rango de precios de hace 10 años y su solución de data managment, color y vfx básicos fue muy aceptada por las casas de postproducción y canales de televisión. Su sistema de difusión educativa ha sido principalmente por tutoriales de videos y para el público latinoamericano por la certificación de usuario que se obtiene en la Escuela de San Antonio de Los Baños (Cuba). Hace algunos años, el software ha dejado de estar presente en el mercado de la corrección de color, su número de usuarios y estaciones se ha reducido considerablemente y la empresa actualmente ha dirigido sus desarrollos tecnológicos al campo de la REALIDAD VIRTUAL “VR” y al modelo de renta de licencias mensual a $75*, anual a $650 de Scratch 8.1 y Scratch VR a $995.

Baselight: Filmlight, su empresa propietaria, se ha preocupado por presentar constantes innovaciones respecto a flujos de trabajo de color, por medio del intercambio de “Grades” entre sus plataformas con el archivo “.BLG” y con el perfeccionamiento del “Truelight” como espacio de color para abarcar y facilitar el trabajo con los diferentes espacios de color que presentan las cámaras actualmente; también ha incluido herramientas de VFX en su plataforma. Baselight es un sistema con hardware incluido cuya solución más económica no baja de $70.000, pero han realizado una estrategia de popularizar su software en el mercado por medio de plug- ins del programa para Media Composer, Nuke, Final cut a un costo de $975, atrayendo nuevos usuarios y haciendo que su flujo de trabajo sea muy aceptado por los canales de televisión con postproducción offline basada en AVID. Filmlight, ha diversificado su tecnología de color en software de trabajo en SET como Daylight en la creación de dailies, Prelight, para trabajo de color en el set y en el desarrollo de FLUX, un storage de almacenamiento compartido para postproducción. Sin embargo su uso ha sido principalmente en compañías de postproducción que pueden acceder a pagar este valor y su popularidad no es tan alta, por esto a partir de abril, han lanzado una versión gratuita para MAC-OS, “Baselight Student”, que permite trabajar máximo a una resolución de HD y con exportación únicamente a H264. Con este producto buscan popularizar y educar nuevos usuarios en el uso de su herramienta.

Mistika Ultima: La popularidad de este sistema (hardware+sotware), surgió cuando las películas como El Hobbit o Tintin generaron desafíos tecnológicos en el flujo de trabajo a alto número de cuadros por segundo “HFR” y procesos de estereoscopía “S3D”. Su prestigio ha continuado durante los años, pero el elevado precio de su solución ha evitado su accesibilidad. SGO la empresa española propietaria de Mistika ha ido desarrollando su tecnología para crear el concepto de ALL IN ONE que permita conformar, colorizar, VFX, masterizar todo en un mismo software y actualmente ha incrementado sus desarrollos al tema del VR, con Mistika VR a un valor de € 69 al mes. Al igual que Filmlight, SGO, ha creado “Mistika Insight”, un software gratuito con interés educativo para atraer nuevos usuarios a que conozcan su herramienta. “Mistika Insight” permite trabajar máximo a una resolución de HD y con exportación únicamente a H264.

Flame Premium: Autodesk, la compañía fabricante de Flame Premium con software como Flame, Smoke, Lustre entre otros, fue la primera en proponer el concepto de ALL IN ONE en el mercado. La popularidad de sus productos principalmente por el tema de VFX ha sido bastante aceptada en Colombia, y Lustre, su sistema de corrección de “color” tiene bastantes usuarios en el mundo por la efectividad-precisión de sus herramientas. Muchos de sus esfuerzos en la actualidad han sido dedicados al tema de los VFX y la integración del Flame con el Lustre en sus sistemas LINUX. También la empresa ha liberado su software del hardware específico de fabricante, lanzando hace algunos años Smoke en Mac y Flame on Mac con licencias mensuales, trimestrales o anuales.  En el tema educativo han lanzado licencias de 3 años gratuitas para estudiantes y han fortalecido el tema de la educación online con un canal especializado en youtube.

Davinci Resolve: Sin duda alguna, uno de los mayores protagonistas de estos cambios en los grandes sistemas de corrección de color es la empresa Blackmagic Design . Desde que BMD compró Davinci Resolve Systems en el 2009, ha reducido los precios de sus estaciones de miles de dólares del Davinci en esa época, a una versión gratuita y una con todas las opciones a un costo de $300 actualmente, manteniendo las mismas características de un software de precio elevado que se puede usar en una configuración de hardware estándar tanto en Linux, MAC-OS o Windows. Su estrategia lo ha posicionado como el software de corrección de color más popular y con más usuarios en el mundo tanto en grandes casas postproductoras, estudios boutique, freelancers y universidades. Sus desarrollos en la NAB, sorprenden por la cantidad de mejoras que lanzan en cada edición; actualmente se han enfocado en la creación de nuevos paneles de color y en cerrar la brecha entre datos en SET, la postproducción OFFLINE y ONLINE, ofreciendo en su versión “14” más de 300 mejoras para que múltiples talentos, permitan realizar en su interface: trabajo de data managment, edición, mezcla de audio (fairlight), conformación, vfx básicos, corrección de color, finalización y masterización, todas las tareas al más alto nivel y en entornos colaborativos de trabajo. Al tener un gran número de usuarios, Davinci ha conseguido una democratización en la educación, pues muchos de estos usuarios han creado canales exclusivos para aprender el software y hay un número incontable de tutoriales desde el nivel más básico hasta el más avanzado en la herramienta. En cuanto a la educación formal, a partir de la NAB, Blackmagic ha lanzado planes de certificación para usuarios y libros oficiales de entrenamiento.

La anterior revisión de los principales software, muestra una clara visión de sus planes de acción en nichos específicos; unos ofreciendo una solución completa, otros realidad virtual y algunos mejoras en sus herramientas de VFX. Hay un fenómeno general sobre la reducción de precios de sus licencias y muchos de ellos han dejado sus herramientas gratuitas para atraer más usuarios que manejen sus interfaces. 

Esta evolución ha llevado a que se aumenten los recursos educativos en la disciplina y a que existan cada día más salas de corrección de color en empresas grandes y se multiplique la cantidad de estudios boutique o freelancers en New York, Los Ángeles, Mexico DF y Bogotá que en instalaciones pequeñas realicen diferentes tipos de proyectos satisfactoriamente. Esto no implica que aun cuando el software sea gratuito, montar una sala de color sea económica, pues los costos del equipo necesario para su uso suman un valor considerable. Así las cosas, la brecha de costos se ha reducido considerablemente en miles de dólares en pocos años así como su accesibilidad y posibilidad de ejercer esta disciplina 

Ante este panorama es importante señalar que todos los software mencionados presentan soluciones aptas para cualquier tipo de “trabajo”, sin embargo el cliente finalmente es el que determina el resultado y el talento del colorista, independientemente del software es el único capaz de lograr este cometido.

*Diego Yhamá es comunicador social de la Universidad Javeriana, Es entrenador certificado por Blackmagic Design En Davinci Resolve y por Autodesk en los productos de Flame Premium. Actualmente es Socio -Colorista de la compañía Estudio Roco, catedrático de SAE Institute y de La Universidad Javeriana, ha sido asesor en procesos de postproducción en la cinemateca distrital y consultor en flujos de trabajo en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.
 

Richard Santa
Author: Richard Santa
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

PATROCINADORES














OTRAS NOTICIAS

article thumbnailGanar la guerra significa ser relevantes y tener conversiones, lograr reproducciones de calidad que representen retorno a la inversión, y lo más...
article thumbnailEste artículo se fundamenta en el trabajo de tesis doctoral realizado por Ana María Miralles Castellanos, PhD., que se titula Lo público en Twitter...
article thumbnailLa producción audiovisual en América Latina vive un gran momento, cada vez son más los proyectos que se realizan, tanto locales como...
article thumbnailEn este artículo se pretende dar respuesta a la pregunta de por qué el mercado latinoamericano no debe ignorar el modelo de video por demanda a...
article thumbnailExperimente, mida, rediseñe y experimente de nuevo. Las métricas son el principal insumo para entender, conocer y manejar sus estrategias de video...
article thumbnailEste texto tiene como propósito repensar las diferentes formas de abordar lo social, lo político y lo urbano, en un entorno contextualizado por el...
article thumbnailLa radio colombiana, y en general la radio pública, necesita espacios para dialogar sobre qué está haciendo, mirar otras experiencias, formularse...
article thumbnailCon las actuales formas de consumir contenido audiovisual, todos los productores están buscando cómo llegar a las audiencias a través de los...
article thumbnailColombia y México son dos de los países de América Latina que más han avanzado en la digitalización de archivos estatales. Se calcula que no pasan...
article thumbnailEl enfoque en el usuario se convierte en el más importante factor de éxito en una estrategia de video para cualquier ventana en general, bajo la...