Cuenta
Favor esperar un momento.

¿No tiene cuenta? Haga su registro.

×

Nuevos canales, ¿para cuándo?

altMientras que el gobierno mexicano decidió licitar dos nuevos canales de televisión abierta, en Colombia no se ha podido conseguir una banca de inversión que determine cuántos canales más puede tener el mercado. Analizamos ambos casos.

Richard Santa


México y Colombia viven una situación similar en su televisión, ambos países cuentan con dos canales nacionales privados de señal abierta que han reinado durante muchos años y aunque los respectivos gobiernos han intentado licitar nuevos canales, no ha sido posible.

El 2012 fue un año movido para los dos países en este tema, pues mientras en uno se avanzó en la definición mediante la cual no será uno sino dos los nuevos canales de señal abierta, en el otro el proceso fue tumbado por una alta corte y debió comenzar de cero.

- Publicidad -

¿Por qué la demora? Lo tormentoso que han sido estos procesos podría tener varias explicaciones. Analisitas señalan que falta voluntad política de los gobiernos, manejos burocráticos e incluso se ha mencionado que los dos canales existentes en cada país buscaron entorpecer los procesos para no tener que dividir entre más jugadores la torta publicitaria.

Pero pareciera que 2013 será el año en que por fin México y Colombia cuenten con una nueva oferta televisiva, al menos así lo han manifestado ambos gobiernos y las entidades reguladoras encargadas. Pero del dicho al hecho...

Caso colombiano
Demandas, conceptos de las altas cortes, derechos de petición de terceros, una campaña mediática sin presentes y hasta el cambio de la entidad reguladora encargada del proceso, fueron algunos aspectos que afectaron la primera intención del gobierno colombiano para adjudicar el tercer canal de televisión, hasta que el 14 de febrero de 2012 el Consejo de Estado tumbó todo el proceso que se había adelantado y dio la orden de comenzar de cero.

El tortuoso camino había comenzado en 2007, cuando el entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez anunció el proceso de licitación. Al año siguiente, se conocieron los tres grupos de medios internacionales que estaban interesados en el tercer canal: Prisa y Planeta de España y Cisneros de Venezuela.

Como el gobierno exigía un procentaje mínimo de participación de empresas colombianas, los consorcios se conformaron así: el grupo Prisa estaba en consorcio con el Grupo Nacional de Medios de Colombia (GNM), que reúne a los principales periódicos regionales; Planeta con la Casa editorial El Tiempo; y Cisneros estaba en la búsqueda de un socio estratégico.

- Publicidad -

Pero el modelo de subasta elegido por la entonces Comisión Nacional de Televisión para entregar el tercer canal, la negativa de ampliar el plazo para la entrega de requrimientos y hasta el procentaje de participación de capital extranjero, entre otros, hicieron que en 2010 los grupos Prisa y Cisneros se retiraran del proceso.

A pesar de esta situación, la Comisión Nacional de Televisión decidió continuar con el proceso de subasta con un solo proponente. Esta decisión produjo un fuerte debate en Colombia, incluso se escucharon voces que acusaban al gobierno de entonces de querer favorecer al proponente que quedaba.

Por este motivo, el proceso fue demandado ante el Consejo de Estado, que en 2012 indicó que era imposible hacer un proceso de subasta con un solo proponente.

Otro aspecto que generó polémica durante el proceso, fue el reclamo de los dos canales de televisión privados de Colombia, Caracol y RCN, que aprovecharon sus espacios para quejarse de los altos costos de la prórroga de la licencia que ellos debieron pagar en 2010 en comparación con lo que iban a pagar quienes se quedaran con el tercer canal.

Como respuesta a esta queja, la Comisión Nacional de Televisión decidió rebajarles a los dos canales el costo de la prórroga de la licencia basados en que la pauta publicitaria iba a estar repartida en tres canales y no en dos, debido a que se contaba con que el tercer canal estaría listo para finales del 2010. En 2012, la Autoridad Nacional de Televisión ajustó nuevamente el precio al alza.



Comenzar de nuevo
En 2012, con Juan Manuel Santos como nuevo presidente de Colombia y tras la eliminación de la Comisión Nacional de Televisón y la conformación de la Autoridad Nacional de Televisión, el ministro de TIC, Diego Molano, anunció la intención del gobierno de iniciar el proceso nuevamente, pensando en licitar no solo uno, sino dos canales.

Y esta fue una de las principales tareas encargadas a la nueva entidad, que entró en funcionamiento el 10 de abril de 2010. Su primera decisión fue contratar una banca de inversión para definir el costo de la licencia y si el mercado colombiano estaba en capacidad de responder con dos canales de televisión más. La meta era que para 2013 el proceso hubiera finalizado.

Lastimosamente, a marzo de 2013, aún no se ha podido contratar la banca de inversión y el proceso sigue en veremos. Según el ministro Diego Molano, quien es uno de los integrantes de la junta directiva de la Autoridad Nacional de Televisión, han buscado la banca de inversión pero dos veces se ha declarado desierto el proceso de adjudicación.

- Publicidad -

“Es un proceso muy complejo y la presión mediática que tiene hace que la gente no se le mida. Por eso tomamos la decisión de partir el proceso de evaluación de la banca de inversión en varios proyectos definidos por temas específicos, así podremos contar con consultores independientes y universidades. Hay un croonograma estricto y se espera que para el final de 2013 haya un tercer canal en Colombia”.

Pero aunque las palabras del Ministro de TIC de Colombia suenan esperanzadoras, el panorama no es alentador, pues a pesar de que la Autoridad Nacional de Televisión va a cumplir un año de funcionamiento, no ha podido sesionar con la junta directiva completa.

La entidad comenzó a sesionar con tres comisionados: el Ministro de TIC, el delegado del gobierno Jaime Andrés Estrada, quien lideró la transición entre las dos entidades, y Alfredo Sabbagh, representante de las unviersidades. Meses después se unió al equipo Alexandra Falla, representante de los gobernadores y antes de que llegara la representante de la sociedad civil, Beatriz Quiñonez, renunció Jaime Andrés Estrada.

Hoy, sin el reemplazo de Estrada, se suma la renuncia que presentó a comienzo de marzo Alfredo Sabbagh, en medio de un escándalo por una demanda constitucional interpuesta por la junta directiva a la ley que creó la entidad, buscando definición en materia de autonomía presupuestal y que terminó pidiendo la salida del Ministro de TIC de la junta.

Caso mexicano
Del tercer canal de televisión en México se comenzó a hablar en 2011, bajo el gobierno de Felipe Calderón, cuando la Comisión Federal de Telecomunicaciones realizó una consulta pública a empresarios, académicos y la sociedad civil sobre el tema. El resultado fue contundente, se debía licitar un nuevo canal de televisión.

Aunque a diferencia de Colombia el proceso solo lleva dos años, no ha estado excento de polémica. Durante mucho tiempo, Azteca y Televisa han sido las dos cadenas nacionales que han dominado la televisión y cuando se conoció la noticia de un nuevo canal, muchos acusaron a los dos canales de querer entorpecer el proceso, al punto que el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga, salió publicamente a apoyar el nuevo canal.

Para el 29 de enero de 2012 la Cofetel tenía previsto votar el pliego de requerimientos para licitar el tercer canal, pero se aplazó y durante el primer semestre del año la decisión se seguió postergando, debido a que no existan las condiciones técnicas, económicas y jurídicas adecuadas.

Pero en junio pasado por fin la Cofetel decidió que no serían uno sino dos los canales nacionales de señal abierta que saldrán a licitación. La entidad señaló que la decisión se toma como resultado de diferentes procesos, como un análisis de capacidad espectral, un estudio de mercado, una consulta pública y la recopilación de más de 50 solicitudes de licitación presentadas formalmente ante este organismo.
El plan de trabajo aprobado por la Cofetel incluye frecuencias para dos canales de transmisión de TDT en 153 poblaciones principales, que representan la cobertura necesaria para servir al 93% de la población del país.

El ente regulador destacó que la decisión acoge los resultados del estudio de mercado del Centro de Investigación y Docencia Económicas, el cual asegura que México puede utilizar la transición a la Televisión Digital Terrestre para incrementar la pluralidad de información y contenidos, así como tornar más eficiente el mercado de la publicidad.

La Cofetel aclaró que se buscará que la licitación sea a través de un sistema de propuestas combinatorias, haciendo especial énfasis en los criterios no económicos de la misma, como lo estableció la Suprema Corte de Justicia mexicana al asegurar que el factor económico no debe ser preponderante al momento de determinar al ganador.

Reformas a la vista
Con la llegada del nuevo gobierno a México, con el presidente Enrique Peña Nieto a la cabeza, no solo se ratificó la intención de licitar dos canales de televisión, también se anunció una prufunda reforma en materia de telecomunicaciones para el país.

Entre los planes del gobierno está que en las licitaciones no podrán participar aquellas empresas que ya tengan concesiones por 12 megahertz o más. Además,  se busca eliminar la Comisión Federal de Telecomunicaciones, Cofetel, y la Comisión Federal de Competencia, Cofeco. En reemplazo de ambas entidades se crearía el Instituto Federal de Telecomunicaciones, Ifetel, entidad para la cual el proceso de selección de sus integrantes sería a través de un grupo de presentado al Presidente de la República proveniente de un comité evaluador y que tendrían que ser ratificados por el Senado.

También se eleva de 49 a 100% la posible participación de inversión extranjera directa en telecomunicaciones y comunicación vía satélite, así como de cero a 49% en radiodifusión. Y los concesionarios de televisión abierta deberán permitir la retransmisión íntegra de su señal de manera gratuita y sin discriminación, por su parte, los concesionarios de televisión de paga deberán retransmitir las señales de televisión abierta sin costo para sus suscriptores, los concesionarios que haya sido declarados con poder sustancial en cualquiera de los mercados de telecomunicaciones o radiodifusión, no se podrán beneficiar de esta regla de gratuidad.

Solo queda esperar que al finalizar el 2013 ambos países hayan podido superar sus problemas, que puedan contar con nueva oferta televisiva en beneficio de la ciudadanía y de la industria, y que no siga siendo un sueño aplazado.

 

Richard Santa, RAVT
Author: Richard Santa, RAVT
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

No hay ideas en “Nuevos canales, ¿para cuándo?”

• Si ya estás registrado, favor ingresar primero al sistema.

Deje su comentario. Su email no será publicado.

En respuesta a Some User
Suscribase Gratis
SUSCRÍBASE AL INFO-BOLETIN
¿REQUIERE UNA COTIZACIÓN?
ENTREVISTAS DESTACADAS

Visita a GatesAir durante NAB SHOW Las Vegas 2022

Entrevista con Antonio Satta Empresa: GatesAir Realizada por Richard Santa Evento: NAB SHOW Las Vegas Abril 2022

Visita a Leyard Planar durante NAB SHOW Las Vegas 2022

Entrevista con Boris Díaz Empresa: Leyard Planar Realizada por Richard Santa Evento: NAB SHOW Las Vegas Abril 2022

Visita a Appear durante NAB SHOW Las Vegas 2022

Entrevista con Carlos Iván Fernández Empresa: Appear Realizada por Richard Santa Evento: NAB SHOW Las Vegas Abril 2022

Visita a G&D durante NAB SHOW Las Vegas 2022

Entrevista con Carlos Mira Empresa: G&D Realizada por Richard Santa Evento: NAB SHOW Las Vegas Abril 2022

Visita a Dielectric durante NAB SHOW Las Vegas 2022

Entrevista con Daniel Bizet Empresa: Dielectric Realizada por Richard Santa Evento: NAB SHOW Las Vegas Abril 2022
Load more...
PATROCINADORES










ULTIMO BOLETIN
Ultimo Info-Boletin