Las narrativas transmedia son herramientas innovadoras, destinadas a apoyar los procesos enseñanza-aprendizaje y comunicativos en el ámbito de la educación. 

Por:
Mg. Luis Fernando Gutiérrez Cano 
Mg. Luis Jorge Orcasitas Pacheco

En la actualidad, la sociedad contemporánea se descubre inmersa en una irrebatible amalgama de persistentes y vertiginosas transformaciones tecnológicas, en donde despuntan los medios digitales, los cuales están ligados a profusos tejidos de comunicación e información que, de una u otra manera, han coaccionado singulares formas de aproximación e intercambio en las convenciones y accesos que tienen los individuos para acceder al conocimiento. 

- Publicidad -

Los métodos de enseñanza-aprendizaje no han sido ajenos a las transformaciones tecnológicas que se viven en la actualidad y desde diversas instancias académicas se debate acerca del papel que estas tecnologías pueden desempeñar dentro de un contexto con flujos de comunicación e información en incesante desarrollo. 

Es por ello que los principales agentes que intervienen en el sector educativo han encauzado sus inquietudes en tratar de esclarecer fórmulas de cómo las tecnologías mediáticas logran convertirse  en  viables y potenciales aliadas para facilitar herramientas educativas útiles, que puedan contribuir en la optimización de los procesos pedagógicos, tanto en el aula como fuera de ella.

Lo que plantea este artículo, en alusión a la exploración de las narrativas transmedia como herramientas de aprendizaje, no tiene la ambición de afincarse como un prototipo absoluto o definitivo ni tampoco establecerse como fórmula unívoca para efectivar y fortalecer la educación; por el contrario, la esencia de la abstracción que acá se esboza se dirige a conocer y re-conocer las implicaciones de “las tendencias para la educación” (Jenkins, 2008, p. 32). Al respecto Amador (2013) afirma:

El “aprendizaje transmedia” es una propuesta que no pretende convertirse en un modelo ni en una fórmula para hacer efectivo el desempeño académico en escuelas y universidades. Se trata, más bien, del reconocimiento de una nueva esfera público-privada en la que están presentes sujetos, saberes, prácticas e intereses, la cual subyace de la convergencia cultural interactiva, esto es, modos de ser, pensar y actuar que emergen a partir del tránsito del receptor-usuario al prosumidor. Este tránsito está mediado por la participación de las personas comunes en la narrativa digital y en ambientes interactivos (ecología de medios). (p. 25).

En síntesis, lo que se propende es que se puedan adoptar y adaptar algunas de las alternativas y facilidades que proveen los dispositivos tecnológicos del ecosistema que integran los medios digitales, con un obsecuente propósito: las narrativas transmedia y el universo de los medios tecnológicos que las abraza, se conviertan en útiles objetos de aprendizaje como factor estimulante y motivador de los educandos (De Grande, 2016).

Narrativas transmedia y educación
Tal como señala Rampazzo Gambarato (2013), aún hoy hay ciertas incertezas en torno al consenso académico de lo que significan exactamente las narrativas transmedia, NT –en inglés Transmedia Storytelling, TS–. Se puede decir que hasta ahora el espacio de enunciación de las NT continúa, de cierta forma, abierto y en expansión. 

Por lo tanto, Henry Jenkins crea un marco conceptual de la noción de narrativa transmedia a partir del análisis del fenómeno que provocó la película Matrix, configurando lo transmediático como una narración que “se desarrolla a través de múltiples plataformas mediáticas, y cada nuevo texto hace una contribución específica y valiosa a la totalidad” (Jenkins, 2008, p. 101). Lo anterior remite a que la trascendencia mediática de una narrativa comunicativa, como las NT se significan y re-significan en una especie de recorrido mediático del mensaje, que otorga un sentido de profundidad experiencial al mismo (abarcador), frente a sus usuarios. Esto desde un fundamento eminentemente capitalístico, pero es también aplicable en el caso que se está abordando: objeto susceptible de aplicar en procesos pedagógicos.  

Por esta razón, Massarolo y Mesquita (2013) consideran que la presencia cada vez más omnisciente de los componentes mediáticos digitales como las NT en los espacios educativo actuales, ha provocado que estos estén encaminados en una búsqueda diligente de innovadoras herramientas de orden pedagógico que propicien renovados modelos de enseñanza-aprendizaje, acordes con la realidad. 

Por otra parte, Jenkins resalta el uso de las NT como herramientas pedagógicas concretas y eficaces, que además crean una ruptura con los paradigmas educativos ya conocidos puesto que evocan formas diferentes de promover la educación mediante el desarrollo de capacidades precisas, para que los educandos participen de lleno en los propios procesos enseñanza-aprendizaje y puedan ir más allá de la simple necesidad que plantea la educación tradicional “de distribuir las habilidades y los conocimientos necesarios para formar a ciudadanos informados” (Jenkins, 2008, p. 256).

Ahora bien, la progresión de las NT como herramientas (o estrategias) de apoyo a procesos educativos puede aprovecharse y aplicarse en la perspectiva de recabar esas estructuras narrativas particulares, proclives a expandirse a través de diferentes lenguajes y medios de comunicación, para la creación e innovación de productos destinados a educadores y educandos. 

Con el fin de lograr la interacción y participación de estos en la formulación, ejecución y comprensión de los mensajes (audiovisuales, radiofónicos, icónicos, textuales, etc.), para la construcción de experiencias pedagógicas que promuevan la conformación de comunidades participativas que en conjunto, permitan a esas mismas comunidades descubrir, redescubrir y dar solución a la multiplicidad de interrogantes que proyectan los objetos de estudio. De esta manera, las comunidades académicas están en capacidad de redefinir la ratificación, expansión y sujeción de un nuevo conocimiento, aprovechando las facilidades de virtualización que proveen los medios digitales. 

En definitiva, las NT son susceptibles de ofrecer componentes que sin duda se enmarcan en la tesis de Lévy en torno a la virtualización, como camino para la constante construcción y transformación del conocimiento, con el fin optimizar procesos educativos en cualquier área, a partir de la incorporación transversalizada de elementos tales como la capacidad de diferenciación, la capacidad de inmersión, continuidad y multiplicidad, extracción, construcción del entorno, serialidad, subjetividad desde diversas perspectivas y generación de contenidos colectivos para consulta individual.

Características de la narrativa transmedia
Desde el contexto de expansión que presentan actualmente los medios de comunicación, la llamada “nueva edad de los medios”, en donde estos se están expandiendo a partir de nuestras necesidades, la tecnología aparece conforme a las necesidades que se van creando y ella transforma esas propias necesidades en algo útil (hay que aclarar que la tecnología no transforma a las sociedades, por el contrario, la sociedad crea demandas que la tecnología va a atender durante la transformación).

Como se mencionó al principio, en los vínculos ya existentes de las narrativas transmedia con la educación, ya se encentran usos conexos y articulaciones de elementos como las TIC, por ejemplo, aplicables para la procesos de enseñanza de determinados contenidos académicos; el funcionamiento de plataformas de educación virtual mediante la implementación de Learning o Management System para el desarrollo de cursos on line multicanal y multimedia (e-learning, b-learning y multimodal); y la implementación de ambientes y objetos virtuales de aprendizaje (Amado, 2013).

Ahora bien, asimismo es importante señalar cierto grado de complejidad que se halla inmerso en las prácticas de las narrativas transmedia en educación, puesto que estas demandan también la creación de universos mucho más complejos que aquellos que puede mostrar una película (caso Matrix) o una serie de televisión (caso Lost), puesto que la transmedia, conexa con la educación, adquiere otras dimensiones de lo que se puede apreciar en pantalla. 

Es por ello que significa e implica un trabajo más arduo y, que asimismo, genera nuevas demandas de envolvimiento, compromiso y de inmersión  por parte de los educadores y educandos, exactamente porque dentro de todo ese contexto, los procesos educacionales “tradicionales” que se hacen en el día a día, muchas veces no logran dialogar con esos “públicos” de la forma encauzar la comunicación (recordemos que ese diálogo solo se da cuando todos los individuos parten de una misma base de estructura lingüística y comunicacional), de ahí que cuando se presentan  diferentes niveles dialógicos, estos acaban circundados de falta de diligencia, hasta el punto que una de las partes no entenderá a la otra. 

Por tanto, hay que crear estructuras y crear estrategias que consigan dialogar con esos “público” más activos y posiblemente más interactivos y es en este momento cuando a narrativa transmedia surge entonces como propuesta de apoyo en ese trayecto del proceso educativo. 

Fórmula para aplicación transmedia en la educación 
Indudablemente es difícil establecer una fórmula unívoca de aplicación de las narrativas transmedia en la educación; sin embargo, lo que sí es claro es la existencia de algunos parámetros que son necesarios y posibles, para estructurar una narrativa u organización transmediática de soporte a procesos educacionales.

1. El primer paso consiste en exponer con claridad el contenido del universo del que se quiere discutir. En este punto el docente debe ser consciente que la producción que se va a realizar debe tener una función más allá de lo “tradicional”, esto es fundamental para el desarrollo de los diferentes componentes del universo que se quiere trabajar. En por ello que el docente (que funge como productor transmediático) debe tener la capacidad de entender todo el tema y cómo ha sido creada la historia (producto) y los diferentes contenidos que componen el todo. 

2. En una segunda instancia es fundamental que el docente conozca, reconozca e identifique las principales características de sus estudiantes (público objetivo). De igual forma debe indagar cuáles son los lenguajes a trabajar, cuáles con los espacios, los recursos de los cuales ese “público” dispone, las limitaciones que se tienen, porque es necesario, dentro de las posibilidades que se disponen, seleccionar y distinguir aquellos asuntos que realmente van a atender las necesidades de los estudiantes.

Así mismo, el educador debe tener en cuenta que el público objetivo con el que va a trabajar de manera colaborativa, tenga acceso a los dispositivos, a la tecnología y a la infraestructura requerida para tener la posibilidad de usar esos contenidos. En síntesis, hay que conocer el público antes de crear una estructura educacional, que se conozca aquello que las expone, aquello que aún no les permite la accesibilidad en diferentes niveles (desde cuestiones financieras a cuestiones intelectuales), para así conseguir direccionar producciones para ese público y que este tenga acceso y consiga dialogar con ellas, porque es factible que ciertos grupos aún no estén aptos para consumir determinados contenidos;  si estos elementos no se tienen, el docente no gana nada creando un tipo de ayuda para la clase y que nadie la pueda aprovechar.

3. Es necesario también planear todos los medios de comunicación y plataformas que pueden ser utilizados. Cuanto más se pueda planificar las diferentes tecnologías, los diferentes lenguajes y los diferentes medios a ser utilizados, más puntuales serán los elementos del universo que se va a crear. En lo posible, el docente debe articular cada uno de esos medios antes de comenzar de producirlas, estableciendo cómo los medios se relacionan y no se crean dificultades entre ellos y definiendo las narrativas y los núcleos. Es importante trazar las diferencias entre los medios para el universo que se va a contar desde preguntas tales como: ¿dónde convergen y dónde son independientes?

Recursos para creación en educación
No es una lista cerrada; sin embargo, a priori existen recursos tecnológicos que pueden ser agregados dentro de una estructura transmediáticas y que la mayoría de estos pueden ser hechos con una inversión económica razonable. Estos son: video, animaciones, material crossmedia que converge en algún momento, DVD, contenidos lineales, sistema gamificados, realidad virtual y realidad expandida, libros y textos escritos “tradicionales”, iBook, libros interactivos, narrativas colaborativas: estructura de creación RPG (programación), a partir de la colaboración de la interpretación y aplicativos para dispositivos móviles, juegos electrónicos, juegos neurológicos. Conviene señalar además, que dichos recursos no implican la sustitución de la presencialidad y del mismo modo pueden ser utilizados en diferentes modalidades de educación.

Consecuencias
Las narrativas transmedia, además de constituirse en como forma más activa en el proceso enseñanza-aprendizaje, ofrece una responsabilidad para la construcción del conocimiento individual y colectivo, como también, actúa en uno de los aspectos que se necesita en el conjunto de los procesos educativos y es la motivación de las comunidades académicas para participar más activamente en las particularidades del proceso.

Las narrativas transmedia posibilitan la exploración de las particularidades de los lenguajes narrativos y lo que ellos dicen. La idea es que no se aprenda por un solo medio simplemente, pues es claro que se aprende por la composición de los diferentes medios, de los diferentes recursos, de los diferentes estilos audiovisuales e intelectuales. 

La idea de aplicar narrativas transmedia es que esta brinda la opción de explorar cada uno de sus elementos constitutivos, su composición y la convergencia que hay entre ellos para la creación y construcción de conocimiento. Del mismo modo, se efectúa un abordaje de los asuntos desde diferentes puntos de vista, porque se precisa contar algo a partir de una línea narrativa simple, pero también de los que proponen varias de esas líneas y de las convergencias que se establecen entre ellas, es decir, educadores y educandos podrán efectuar varios abordajes, de varios contenidos de un mismo asunto.

Las narrativas transmediáticas facilitan el aprendizaje y trabajo colaborativo, la construcción colectiva del conocimiento mediante la suma de los pequeños conocimientos y de los bagajes de las individualidades (si se consigue el compromiso de los participantes), que permiten aprovechar los conocimientos específicos de cada sujeto para sumar, para colaborar, explorar y agregar al todo. Resulta claro entonces, que las narrativas transmedia configuran un sentido de responsabilidad en la construcción y participación en los procesos de enseñanza-aprendizaje, que va más allá de la obligación de la presencialidad, de la pasividad, de la recepción. 

En definitiva, la idea de la narrativa transmedia no es sobrecargar más contenidos en el aula de clase, la idea es dar soporte, ofrecer posibilidades al estudiante para que pueda envolverse y el contenido sea una cuestión mucho más agradable. El envolvimiento es más sutil en ese sentido, pero no es una obligación más grande.

Consideraciones finales
La transmedia no es una solución definitiva en los procesos educativos, es más, aún hay mucho por hacer, el concepto no es tan horizontal por tanto, el gran desafío es pensar y repensar colectivamente; por ejemplo, una de las grandes diferencias que se presentan en la aplicación de estrategias educativas transmediáticas es la capacidad de infraestructura de los alumnos. 

Es por esto que se debe observar detenidamente el tipo de recursos de los estudiantes: si se cuenta con computadores, Internet de alta velocidad, teléfonos móviles, etc.; si la institución educativa tiene los recursos, si el mismo profesor tiene los recursos. La aplicación de las nuevas narrativas en educación depende de la estructura tecnológica que se tenga, asimismo si el profesor tiene los recursos para crear contenidos.

Hay que considerar asimismo, la enorme dificultad que existe en la  formación docente especializada en este tipo de recursos, puesto que desde el ámbito de los medios digitales, las tecnologías y los nuevos lenguajes, aún es tímida la presencia de los medios tradicionales en los cursos de formación de profesores y cuando los hay, a veces son cursos más técnicos (por ejemplo, les plantean cómo grabar un video, pero no se involucran el lenguaje del video en la educación o la potencialidad de la imagen en la educación;  un curso que enseña a usar un software pero que no trata de cómo ese software puede ser implantado dentro de una estructura educacional). Es claro que aún es muy leve en los planes de estudios, la forma cómo utilizar los medios dentro de la formación docente.

Por último, tanto la planeación como la evaluación son acciones también muy complejas. Muchos docentes se han enfrentado con el interrogante de cómo producir contenidos y materiales diferentes en los procesos educacionales utilizando los recursos audiovisuales; asimismo, si es factible que el docente pueda encontrar el tiempo necesario dentro de la estructura pedagógico-administrativa que establecen las instituciones, algo que a veces muy difícil de conseguir. Es por ello que la comunidad académica debe hacer entender a los agentes del sistema que la transmedia es un tema mayor en el contexto educativo contemporáneo.

Para concluir tres elementos importantes a tener en cuenta a la hora de establecer la narrativa transmedia como soporte a los procesos de enseñanza-aprendizaje: 

1.    Convergencia mediática como una realidad ya configurada.
2.    Las NT representan un asunto más difícil de lo que parece, es algo más complejo.
3.    Los agentes educativos deben trabajar en la misma dirección de esa nueva realidad.

Mg. Luis Fernando Gutiérrez Cano. Comunicador Social-Periodista (Universidad Pontificia Bolivariana), Magíster en Educación (Tecnológico de Monterrey), Doctorando en Gestión Tecnológica e Innovación (Universidad Pontificia Bolivariana). Docente Facultad de Comunicación Social-Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana. Coordinador Maestría en Televisión Digital Universidad Pontificia Bolivariana. Defensor de Televidente Teleantioquia. Puede escribirle a: luisfe.gutierrez@upb.edu.co y luferguca@yahoo.com

Mg. Luis Jorge Orcasitas Pacheco. Comunicador Social-Periodista (Universidad Pontificia Bolivariana), Máster en Teoría y Práctica del Documental Creativo (Universitat Autónoma de Barcelona), Mestre en Imagem e Som (Universidade Federal de São Carlos, UFSCar). Docente-investigador Facultad de Comunicación Social-Periodismo Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del Grupo de Investigación en Comunicación Urbana-GICU. Puede escribirle a: luis.orcasitas@upb.edu.co y luis.orcasitas@gmail.com
 

Richard Santa
Author: Richard Santa
Editor
Periodista de la Universidad de Antioquia (2010), con experiencia en temas sobre tecnología y economía. Editor de las revistas TVyVideo+Radio y AVI Latinoamérica. Coordinador académico de TecnoTelevisión&Radio.

PATROCINADORES














OTRAS NOTICIAS

article thumbnailEntrevista realizada en el marco de la conferencia Ciudades Inteligentes Inclusivas con el invitado internacional Juan Pavón Mestras. Por: Mg. Luis...
article thumbnailCuando se utilizan las plataformas OTT para llegar al público, el elemento que falta en la ecuación es la producción de video. Aquí entran en juego...
article thumbnailCon el consumo de video acelerado y el mayor número de plataformas y dispositivos para consumir este video, es fuerte la competencia por ganar la...
article thumbnailPara el Mundial de Fútbol de Rusia, la Fifa autorizó oficialmente el uso del sistema de videoarbitraje, conocido como VAR. Los estadios en América...
article thumbnailCon esta tendencia, la tecnología y las comunicaciones están siendo determinantes para apalancar la velocidad de los cambios en una industria que...
article thumbnailEn la segunda parte de esta entrevista con Sol Beatriz Calle D´Alemán, se abordan temas como los retos en la protección de derechos de autor en...
article thumbnailEl desarrollo tecnológico que la industria audiovisual ha vivido en los últimos años, como la masificación de las plataformas OTT y VoD, ha...
article thumbnailDurante los últimos tres años, la Autoridad Nacional de Televisión, ANTV, y su Junta, inició un proceso de fortalecimiento del sector que incluye la...
article thumbnailDesde hace varios años, en RCN Televisión han estado inquietos con la evolución de las tecnologías de la información que han permeado todas las...
article thumbnailLa rápida y constante evolución tecnológica que vive la industria hoy, hace que los canales y productoras requieran un balance entre las necesidades técnicas,...